cannabis mexico

En este put up, el primero de varios, echaremos abajo las principales concepts erróneas/impresiones/rumores que hemos escuchado en la práctica de hashish en Harris Bricken México. A medida que el proceso de legalización toca a su fin, consideramos muy pertinente proveer a nuestros lectores nacionales y extranjeros una imagen clara de lo que realmente está ocurriendo con la hashish en nuestro país.

1.     Voy a poder hacer de todo, una vez que legalicen.

Si bien la hashish será completamente authorized una vez que la Ley del Hashish y el Reglamento Médico sean promulgados, eso no significa que usted podrá solicitare licencias en cuanto dicha legislación entre en vigor. El Instituto debe constituirse, emitir su estatuto orgánico, lineamientos, and many others. Así, una vez que ello ocurra, se deberá esperar 90 días para poder solicitar licencias de investigación, mientras que deberá esperarse 6 meses para licencias que amparen actividad con hashish no psicoactivo y 18 meses para los permisos y licencias que involucren uso adulto y hashish psicoactivo. Por lo que se refiere a licencias de cultivo, no podrán solicitarse mientras el Instituto no emita lineamientos de testado y trazabilidad. En lo tocante al uso médico, para todo lo relativo a la clasificación y cualificación de semillas, así como a la siembra, cultivo y cosecha, se espera que el Reglamento prevea un plazo de 90 días a partir de la entrada en vigor del mismo. Lo anterior, a fin de dar tiempo a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y sus organismos crear e implementar los procedimientos para solicitar y obtener los permisos y licencias pertinentes. Dicho lo anterior, ¡nunca es demasiado tartde para comenzar! Y eso es justo lo que agentes económicos experimentados y visionarios han comenzado a hacer.

2.     La Ley del Hashish reglamentará todo.

No, la Ley del Hashish se encargará de common solamente el uso adulto y el industrial (cáñamo), así como la investigación para dichos fines. Por su parte, y como el nombre sugiere, el Reglamento Médico reglamentará las actividades relativas al uso médico. Ambos cuerpos normativos, junto con las reformas a la Ley Normal de Salud y al Código Penal Federal, así como los lineamientos/reglamentos internos que se creen o reformen al efecto por las autoridades correspondientes son lo que constituirán, en su conjunto, lo que coloquialmente se llama “legalización de la hashish” en México.

3.     México está legalizando la marihuana solamente.

Esta afirmación es terriblemente simplista, pues parece sugerir que la legalización se trata solamente de hacer posible que la gente pueda fumar marihuana en público. Ciertamente, el uso adulto ha sido el foco de mucho del activismo que observamos en México, con notables excepciones. La realidad es que la legalización tiene que ver con reglamentar todo: desde el cáñamo hasta la investigación, pasando por productos de uso médico y comestibles y claro, el consumo de hashish para uso adulto en condiciones apropiadas. Más aún, la Ley del Hashish prevé la creación de políticas públicas, cuya implementación será monitoreada por el Instituto del Hashish. La legalización tendrá implicaciones que irán desde la creación de estructuras corporativas (aún nos topamos con Notarios Públicos que no están dispuestos a dar fe de la constitución de sociedades cuyo objeto social tenga que ver con hashish), a las marcas que tendrán derecho a registrar. En resumen, nuestra opinión es que la legalización  importará cambios sustanciales en el Sistema jurídico mexicano, tras décadas de prohibición.

4.     El mercado mexicano solo está abierto a nacionales, no extranjeros.

¡Claro que no! Si bien se espera que la obtención de licencias esté abierta a empresas domiciliadas en México y legalmente constituidas conforme a nuestra legislación, los extranjeros podrán incursionar en el mercado mexicano, cuando menos, constituyendo una empresa en México o adquiriendo participación en el capital de una empresa existente cuyo objeto social sea cannábico. Las opciones anteriores funcionarán siempre que se respete el límite contemplado en la Ley de Inversión Extranjera para estos casos (hasta 49%). Muchos de nuestros clientes intentando posicionarse en el mercado cannábico nacional son extranjeros.

5.     La hashish sólo sirve para uso recreativo y uso médico.

Como cualquier conocedor de la industria sabe, existe hashish baja en THC, comúnmente conocida como cáñamo industrial, y definida en México como conteniendo menos del 1% de THC, y hashish rica en THC, conocida como marihuana. Es esta última la que ha generado gran controversia, dadas sus propiedades psicoactivas. Sin embargo, el cáñamo industrial es una variante/género por demás generosa, con aplicaciones que van desde ser una planta remedial (¡sí! Puede limpiar suelos altamente contaminados) hasta servir como substituto a combustibles fósiles, materiales de construcción, plásticos, and many others. De hecho, como hemos apuntado antes en este blog, creemos que el cáñamo industrial bien puede servir para reactivar la economía mexicana de una firma sostenible. Desafortunadamente, lo que hemos notado en México hasta ahora es que el cáñamo ha sido ignorado, tanto por la comunidad empresarial, como por activistas y medios. Esta ignorancia ha servido para que el cáñamo goce de casi nula reglamentación, lo que da más flexibilidad para crear una empresa en este sector.

En nuestros siguientes posts continuaremos echando abajo mitos, que van desde aquéllos comprensibles hasta los francamente ridículos. A ultimate de cuentas, inversionistas y empresas bien informados toman mejores decisiones, y clientes que toman decisiones informadas hacen mejor uso de nuestros servicios.

¡Para saber más, escríbanos a [email protected]! Mientras tanto, lo invitamos a consultar los posts que hemos publicado acerca de la hashish en México.